[quads id=1]

Se nota ya en las calles que este 2010, las empresas están invirtiendo un poco más que el año anterior para la misma época. San Valentín empieza a verse en distintas promociones para los amigos y los enamorados. La primera gran fecha comercial que coincide con uno de los feriados más esperados del primer semestre del año.

Así que el turismo tiene un gran motivo de promoción, el amor y la amistad. Sin embargo, al hacer un sondeo en la ciudad de Quito, la mayoría de la gente no considera actividades extraordinarias de celebración por ninguno de los dos motivos. La razón principal es la falta de capital para invertir en ocio.

Cuanto más, las cenas y/o un viaje corto de un solo día, son las actividades que se preparan para el feriado con un presupuesto limitado.

Los regalos por Valentín no serán grandes, pero la confitería tendrá sus ingresos seguros. Los consumidores conservan sus preferencias para los chocolates, las tortas y los dulces en general, como un “detalle pequeño que demuestra el aprecio”.

No podemos dejar las flores de lado, pero en este caso, el escenario es incierto. La competencia de nuevos productos, como los certificados de consumo en SPAs y la coincidencia con el carnaval, pueden no ser favorables para el sector de las hermosas flores ecuatorianas.

Lo cierto es que las promociones deben estar bien empacadas. ¿Será que por la coincidencia de fechas, observaremos mejores opciones en la promoción turística o en los puntos de venta?