[quads id=1]

Tras el reclamo de diversos sectores, incluyendo grupos de consumidores y congresistas en Estados Unidos, la FTC (Federal Trade Commission), organismo regulador encargado de defender los derechos de los consumidores en Estados Unidos  inició una investigación sobre Herbalife para determinar si su estructura es un esquema piramidal en que las principales ganancias de la empresa provienen del reclutamiento de nuevos distribuidores y no de la venta directa de productos a los consumidores. Verificará si la compañía tiene procedimientos para proteger a los distribuidores que recluta.

 Actualmente alrededor de 3,7 millones de personas en más de 90 países se han unido al sistema de Herbalife con el objetivo de mejorar sus ingresos a través de las ventas de los productos de nutrición que ofrece la firma.

Herbalife ha manifestado que rechaza la acusación pero cooperará con el proceso.

Una particularidad es que dos millonarios han decidido apostar respecto al posible resultado del caso.William Ackman, administrador del fondo de inversión Perishing Square, lanzó su primera acusación de que Herbalife era un esquema piramidal en 2012, apostó USD 1.000 millones, mediante instrumentos financieros, a que las acciones de la empresa colapsarán. Por su parte, George Soros y Carl Icahn, han adquirido grandes paquetes accionarios de la compañía.

Las acciones de la empresa cayeron un 16% tras la noticias de la investigación y terminaron al cierre con una baja cercana al 7%.

Algunas cifras respecto al desempeño de Herbalife:

En 2013  reportó ingresos cercanos a USD 4.800 millones. Casi la tercera parte de estos generados en América Latina.

El valor de sus acciones creció más de un 50% en los últimos 12 meses.

En 2012, 88% de los distribuidores de Herbalife en Estados Unidos no recibió ninguna ganancia. 40.000 distribuidores recibieron USD 292 cada uno y menos de 1.000 recibieron más de USD 60.000.

Extracto de: BBC Mundo

Foto: Logo Herbalife