[quads id=1]

Kathy Jarrín, representante de Young Americas Business Trust – YABT (Jóvenes emprendedores de las Américas) explica que son “una organización sin fines de lucro que trabaja en cooperación con la OEA para promover el desarrollo social y económico de los jóvenes de todo el mundo, mientras se construye capacidad empresarial y crean oportunidades para los futuros líderes empresariales”

“Básicamente nos dedicamos a la gestión  empresarial ayudando a que el emprendedor tenga éxito, queremos minimizar el tema de la mortalidad de los emprendimientos, entonces a través de todo lo que son capacitaciones ayudamos a que el emprendimiento pueda surgir para que sea sostenible. Trabajamos con una metodología israelita enfocada en el liderazgo y el desarrollo de las habilidades empresariales a través de entrenamiento práctico. También tenemos competencias a través del TIC Americas” destaca Jarrín.

Resalta que lo que YABT busca que la gente en los talleres pueda vivir la experiencia, “eso es parte de la capacitación, les enseñamos a ir perdiendo el miedo, que es uno de los grandes problemas que vemos en nuestros países. La gente tiene ideas buenas, talento, sabe cómo hacer el producto o servicio pero desconoce todo lo que te va a llevar a que tengas un emprendimiento exitoso que sea una fuente de ingresos y de generación de empleo”.

“Hemos capacitado y acompañado a muchísimas personas que necesitan que uno les extienda la mano y les enseñe cómo emprender. Como YABT fuimos uno de los equipos que estuvo luego del terremoto en la zona de  Manabí, enseñándole a la gente cómo levantarse, eso es parte de la RSE que tenemos como organización y también cumpliendo con la filosofía de la OEA para poder ayudar a las personas a que generen empleo y tengan ingresos que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida” enfatiza Jarrín.

Señala que en nuestro país lo que falta es que nos eduquemos en cómo llevar un emprendimiento. “La gente se emociona, los ecuatorianos somos trabajadores, pero el que no tengas la información, el conocimiento, la educación, te lleva a que el emprendimiento fracase. Lo que hacemos es enseñarles paso por paso cómo llevar el emprendimiento, cómo hacer un plan de negocios, y muchas otras cosas que no se toman en cuenta como el costeo, cómo lograr utilidad, las ventas, la distribución, toda esa educación que debe tener un emprendedor para llevar su negocio al éxito”.

Invita a quienes quieran conocer más sobre el YABT a ingresar a la web: https://yabt.net/es/ “Pueden ponerse en contacto desde la web para expresar sus inquietudes. El tema de gestión empresarial es lo que más hacemos, pero tenemos muchos talleres, trabajamos respondiendo a las necesidades que tiene la gente y nos ajustamos a las diferentes realidades”

Detalla también que el YABT fue creado inicialmente como un programa exclusivo para jóvenes, pero con el paso del tiempo se han abierto capacitaciones para gente de toda edad, pues “la edad es mental, lo que buscamos es una actitud emprendedora” dice Jarrín.

En cuanto a los certámenes, explica que “el TIC Americas es una competencia de talento e innovación que está organizada por YABT y es una plataforma  de apoyo y aceleradora de negocios para jóvenes emprendedores de entre 18 y 34 años. Es la  plataforma más grande de América, porque reúne a todos los jóvenes que tienen ideas innovadoras. Dentro de la TIC Américas tenemos tres categorías: EcoReto, Startup Challenge y Caribbean Innovation Challenge”.

Respecto al EcoReto, resalta que van ya en la décima edición. Este concurso tiene el apoyo de PepsiCo como parte de su estrategia de RSE. “El EcoReto premia la innovación sostenible con impacto multidimensional a través de productos y servicios desarrollados por jóvenes emprendedores”.

El  EcoReto tiene 3 subcategorías:

Nutrición, enfocado en soluciones que permitan incrementar el acceso a alimentos y bebidas nutritivas y adecuadas a precios accesibles, que apoyen la nutrición y utilicen productos de la zona. También puede relacionarse con modelos de educación y distribución con asociatividad en las comunidades.

Ambiente que se concentra en soluciones que respondan al hecho de que la relación entre alimentos y personas implica una interacción con el medio ambiente y su cuidado.

Mujeres que premia a las soluciones que permitan reducir la desigualdad de género especialmente propiciando el acceso al mercado laboral y mediante el desarrollo de programas que apoyen el empoderamiento. “El año pasado, las campeonas de esta categoría fueron ecuatorianas, con el proyecto Comfy” destaca Jarrín.

Hace énfasis en que el EcoReto tiene la participación de todos los países de América y ser parte de este certamen implica algunos beneficios: “tienes una multinacional como PepsiCo atrás, que ayuda no solamente con capital semilla y asesoría y capacitación, sino que cuando están en la competencia, cuya final se da en el marco de la Cumbre de Presidentes de la OEA, recibe la visita de 500 empresarios de nivel mundial que van a invertir y asociarse. Entonces, independientemente de que ganen o no, ser parte de esto les abre muchas puertas a los emprendedores”.

Escuchar la entrevista completa aquí: