[quads id=1]

Armando Pesantesq1“El mercado de seguros últimamente ha crecido de manera más acelerada con el crecimiento de productos para el sector automotor, para asistencia médica y para vida, aunque sigue siendo un mercado pequeño. En este 2011 muchas compañías de seguros seguimos apuntando al crecimiento del parque automotor y nosotros como Equinoccial queremos darle un impulso fuerte a los masivos. Creo que las compañías de seguros van a intervenir mucho más en este sector de masivos y eso va a hacer que el mercado de seguros siga creciendo”, dijo Armando Pesantes, Gerente Nacional de Individuales y Masivos de Seguros Equinoccial.

Armando Pesantes lleva trabajando 16 años en el mercado de los seguros, comentó que al principio de su carrera el mercado era muy pequeño, sus principales clientes eran las empresas que por políticas de seguridad debían asegurar sus patrimonios pero muy pocas eran las personas que se interesaban por adquirir un seguro personal. Aún falta fomentar esta conciencia pero este mercado sin duda ha crecido durante los últimos años.

Uno de los productos más solicitados por el mercado son los seguros para vehículos, que logró un impulso con el crecimiento del sector automotor en el Ecuador. Además para otorgar créditos muchos bancos exigen que el solicitante del crédito asegure su vehículo, factor que ha ayudado al crecimiento del mercado.

Según Pesantes la gente también ha adquirido más conciencia en cuanto a los seguros de asistencia médica y de vida. Los seguros para vivienda tuvieron un repunte durante el año pasado como efecto de los terremotos en Chile y Haití, sin embargo esta tendencia se apagó nuevamente.

“Ahí tenemos mucho camino por trabajar las compañías de seguros, para crear conciencia y sacar productos que sean atractivos para la gente y hacer que la gente asegure su patrimonio. El seguro de vivienda incluye robos y todo tipo de desastres naturales, es una cobertura muy amplia y económica. La gente tiene la percepción de que asegurar una casa tiene un valor muy elevado, pero por ejemplo un seguro de una casa de $100.000 puede costar alrededor de $200 anuales, y con eso se tiene asegurado el patrimonio”, explicó Pesantes.

Hace algunos años asegurar una vivienda era muy complicado pues se pedía una lista detallada de todos los bienes que estaban en la casa. Según nuestro invitado, este sistema se simplificó con la finalidad de atraer a los clientes. Simplemente una persona llamar a solicitar el seguro, la compañía hace una rápida inspección de la vivienda, piden un listado de bienes superiores a cierto monto y el mismo día se entrega el seguro aprobado.

En las ciudades principales existen alrededor de 1500.000 vehículos de los cuales unos 450.000 están asegurados. En el caso de las viviendas, no llega a estar asegurado ni el 1% de las viviendas de todo el país. El mercado de los seguros de vivienda pueden ser muy rentables, sin embargo hay muy poca comunicación por parte de las compañías de seguros para que los clientes puedan acceder a estos productos.

Finalmente Pesantes explicó que los seguros individuales son aquellos para personas naturales, el uno a uno con el cliente que quiere asegurar su carro o casa.
Los seguros masivos son aquellos a los que pueden acceder muchas personas a un muy bajo costo. “En una base de datos grande de una empresa, por ejemplo, se puede colocar un seguro de accidentes personales por $2 o $5 mensuales tratándose de 10 mil a 20 mil personas cubiertas con este seguro”, explicó Pesantes.

Para que algo pueda ser asegurable tiene que existir un cierto riesgo de que pueda sucederle alguna eventualidad, dijo Pesantes. “Prácticamente todo es asegurable, simplemente nos falta un poco más de creatividad a las compañías de seguros para poder llegar con algo más atractivo a los clientes” señaló.