[quads id=1]

ralphlaurenLos empleados de Ralph Lauren “retribuyeron” por casi cinco años a los funcionarios de las aduanas argentinas con perfumes, vestidos y efectivo. Todo, con el fin de acelerar la salida de la mercadería de sus bodegas y lograr su registro e ingreso a las perchas de la marca.

 

Las autoridades estadounidenses afirmaron que por sus supuestos sobornos la empresa deberá pagar U$ 1.6 millones en multas. Se cree que las prácticas se realizaban mediante un corredor de la aduana y se contabilizaban como “gastos de carga y despacho” o como “impuesto de estampilla o impuesto de etiqueta.”

 

La empresa cancelará una multa de U$ 882.000 como una parte del acuerdo al que llegaron con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el resto (U$ 734.846) a la Comisión de Bolsa de Valores del país. La cifra total incluye los supuestos valores de sobornos pagados y el de los regalos clandestinos.

 

Las autoridades a cargo de las investigaciones acusaron al gerente general de la marca en Argentina de pagar casi U$ 580.000 en sobornos entregados a las autoridades aduaneras entre 2004 y 2009. El ejecutivo autorizó o directamente entregó regalos, perfumes, vestidos o carteras a tres funcionarios argentinos.