Honda también invirtió en el Super Bowl 51 que contó con la presencia de Lady Gaga como acto del medio tiempo. La marca automotriz toma los anuarios de colegios o universidades y pone en evidencia que su trabajo es el resultado de la perseverancia en alcanzar los sueños.