[quads id=1]

Un grupo de ex empleados de Nokia, ha recaudado alrededor de $257,8 millones de dólares, de inversionistas del sector de las telecomunicaciones, con el objetivo de lanzar una nueva plataforma operativa para teléfonos celulares basada en una tecnología de Nokia, misma que fue descartada por el fabricante.

La nueva empresa finlandesa, conocida como Jolla, causó revuelo a principios de año cuando anunció su plan de utilizar MeeGo, el sistema operativo de Nokia, como base para una nueva línea de aparatos móviles.

Nokia por su parte, dejó de usar este sistema en el 2011, y optó por el sistema Windows de Microsoft, aún cuando permitió que Jolla y otras empresas siguieran desarrollando la tecnología.

El ingreso de Jolla al negocio de los dispositivos móviles y los sistemas operativos, coincide con la llegada de nuevos teléfonos inteligentes a un mercado dominado por el iPhone de Apple, y por los modelos operados por Android, el software de Google. Estas dos plataformas combinadas acapararon más del 80% del mercado de los teléfonos inteligentes en el segundo trimestre, según lo establece la empresa de investigación Gartner.

Jolla busca establecer su operación de investigación y desarrollo en Hong Kong y en China, y necesita recaudar 50 millones de euros durante el segundo trimestre del 2013, motivo por el cual, se mostrará en público el primer teléfono MeeGo en noviembre, y la empresa distribuirá sin costo su versión de MeeGo a los fabricantes de celulares.

La compañía anunció que el nuevo sistema estará listo para ser licenciado a otros fabricantes de dispositivos, empresas diseñadoras, y compañías de servicio, en el segundo trimestre del 2013.

Jolla ha intentado desarrollar una versión del sistema operativo MeeGo, capaz de funcionar en distintos tipos de dispositivos, incluyendo teléfonos inteligentes, tabletas de pantalla táctil y televisores.