[quads id=1]

taiwanimpulsalapublicidaddesusmarcasPara las empresas taiwanesas, consolidar su marca es un desafío por su legado de fabricantes por contrato y debido a obstáculos culturales como la naturaleza jerárquica de las empresas asiáticas, señalan ejecutivos y analistas. En los últimos meses, dos de las marcas de consumo más importantes de Taiwán, HTC y Acer decidieron reforzar sus sus perfiles internacionales con más publicidad.

La preocupación de Taiwán aumentó por el éxito de Corea del Sur. Mientras Samsung y Hyundai Motor escalaron en el ránking de las 100 principales marcas de 2012 de Interbrand —a puesto noveno y 53, respectivamente—, la única marca taiwanesa que lo había integrado, HTC, salió de la lista el año pasado. Hon Hai Precision Industry o Foxconn, aún tienen un rol en la economía de Taiwán, pero el gobierno se concentró en impulsar sus propias marcas. Lanzó este año una versión más amplia de su programa “Branding Taiwan”, que asesora a firmas sobre cómo establecer una marca.

De su parte, HTC y Acer prefirieron no revelar el costo de contratar a famosos para sus campañas, aunque indicaron este año que planeaban elevar su gasto en marketing. Aunque lo dupliquen será menor al de Samsung, que terminó el segundo trimestre con cerca de U$30.000 millones en efectivo.

En tanto, Asustek, que vende bajo la marca Asus, impulsó sus campañas de marketing, aunque no recurrió a celebridades de Hollywood como HTC y Acer. “Una marca es más que sólo marketing”, asegura Jonathan Tsang, vicepresidente de la junta de Asus. “Creemos que el boca a boca positivo (…) juega un papel mucho más importante”.