[quads id=1]

En el año 2025 se aumentará 10 veces el volumen de datos que se producen a nivel global y el 60% será generado por el sector empresarial. Según la décima edición del Reporte Global de Fraude y Riesgo 2017-2018 de Kroll, consultora de riesgo de cobertura global, el mundo está cada vez más expuesto a riesgos de fraude y cibercrimen, y tanto las empresas como los consumidores están expuestos a ser víctimas.

El informe reporta que el 85% de los ejecutivos encuestados afirmaron que su compañía experimentó un ataque cibernético, robo o pérdida de información en los últimos 12 meses. Estamos en un momento a nivel global en donde hablar de Big Data es necesario, ya que al convertir todos los datos generados y almacenados por las empresas en información, se permite que la toma de decisiones sea más clara y que se puedan encontrar respuestas para obtener reducción de costos, de tiempo y desarrollo de nuevos productos y ofertas optimizadas. De acuerdo con Gartner, “el Big Data permite a las compañías obtener resultados financieros un 20% por encima de sus competidores”.

En este contexto,  Catalina Salazar, Chief Innovation & Growth Officer, de Dentsu Aegis Network, asegura que “aunque ningún indicador es infalible, es importante que los consumidores sigan algunas recomendaciones a la hora de proporcionar sus datos”, con el objetivo de que no se corran riesgos:

  • Compartir los datos personales sólo con organizaciones que conocen y en las que confían.
  • No proporcionar información personal a menos que primero investiguen cómo será usada y cómo se protegerá.
  • Cambiar las contraseñas con regularidad.
  • Si se desea ir al sitio web de un banco o empresa, se debe escribir las dirección web completa en el navegador, no seleccionar sugeridos o predeterminados en buscadores como Google.
  • No responder a correos electrónicos, mensajes de texto, mensajes emergentes o llamadas, que soliciten información personal,  financiera o que pide llamar a un número de teléfono para actualizar sus cuentas o brindar su información personal para acceder a un reembolso.
  • Si necesitan comunicarse con una organización con la que hacen negocios, deben llamar al número que figura en su estado financiero o en una guía telefónica.
  • Para compras en linea es recomendable verificar el sitio antes de proporcionar información personal o financiera. Es importante verificar que la URL del sitio comience con “https:” (la “s” significa “seguro”) y tenga el icono de un candado.

La experta detalló que “así mismo, las empresas también deben proteger los datos que manejan bajo las técnicas de encriptación, seudonimización o anonimización. Deben aplicar la técnica adecuada en función de los derechos del usuario y el contexto de uso, sin comprometer sus crecientes necesidades de análisis, previsión, consultas e informes. La forma más fácil de proteger la privacidad de los datos es eliminar datos, manteniendo solo los campos que necesita para ejecutar procesos comerciales críticos y análisis de valor agregado”, afirmó Salazar.

Fuente: +Cartagena