[quads id=1]

La Unión Europea, a través de sus autoridades de regulación, impuso a Google una multa antimonopolio récord de 4.343 millones de euros (US$5.000 millones) por utilizar su sistema operativo Android para sacar a sus rivales del mercado. Según una investigación de mercado de Strategy Analytics, el sistema operativo Android está presente en alrededor del 80% de los teléfonos inteligentes del mundo.

“Google ha utilizado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han privado a sus competidores de la posibilidad de innovar y competir en función de sus méritos. Han impedido a los consumidores europeos beneficiarse de una competencia efectiva en un ámbito tan importante como el teléfono móvil”, destaca un comunicado de la Unión Europea y añade que “desde 2011, Google ha impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes móviles para consolidar su posición dominante en la búsqueda de internet en general”.

Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia,  ordenó a Google “poner fin a las prácticas anticompetitivas en sus acuerdos contractuales con fabricantes de teléfonos avanzados y proveedores de telecomunicaciones en un plazo de 90 días bajo la amenaza de enfrentarse a sanciones adicionales de hasta el 5% de la facturación diaria media mundial de Alphabet”. La multa actual les representa un poco más de dos semanas de ingresos.

Google dijo que apelaría la multa: “Android ha creado más opciones para todos, no menos. Un ecosistema vibrante, una innovación rápida y precios más bajos son características clásicas de una sólida competencia”.

Cabe recordar que en junio de 2017, la UE multó a Google con 2.420 millones de euros, por abusar de su dominio como motor de búsqueda al ofrecer ventajas ilegales al servicio de compras de comparación de Google.
Fuente: América Economía