[quads id=1]

miniAl día recibimos cientos de mails. Muchos de ellos con información irrelevante, repetitiva y hasta ofensiva. Pero, ¿cuántas organizaciones nos ofrecen una disculpa por estos correos? MINI nos enseña una manera muy original de hacerlo.

 

MINI, la empresa automotriz, sufrió el percance tecnológico de que su sistema automático de mails “se había vuelto loco” y enviado cientos de mensajes repetidos a su lista de contactos. Hasta entonces, parecía ser un incidente más de correo basura, pero su respuesta sorprendió a más de uno.

 

La nota de disculpas venía dentro de una caja negra. El mismo espacio lo compartían una rosas de chocolate, una cinta aislante y una lata etiquetada como “spam.” Las disculpas incluyeron este pequeño extracto: “Nada expresa mejor una disculpa como las flores y el chocolate, así que las combinamos y te enviamos una rosa de chocolate.”

 

La nota sigue, “pero si eres alérgico a las rosas o al chocolate, esperamos que la cinta adhesiva te ayude a solucionarlo. O en caso de volver a sentirte molesto nuevamente, puedes relajarte usando esta lata de spam compresible.” Una manera poco convencional de pedir disculpas y recordarle al cliente lo importante que es.