[quads id=1]

Rafael Mayoral
Ochocientos hombres y mujeres de Quito y Guayaquil fueron encuestados por IPSA Group para conocer sus preferencias en el mercado financiero. Rafael Mayoral, gerente general de la empresa, comentó «el 26% no tienen relación con la banca, 69% son cuenta ahorristas y el 12% tienen cuentas corrientes». El estudio se realizó en enero 2008, el Banco del Pichincha contó con 41% de recordación inmediata, en Quito se lleva el 51%, mientras que en Guayaquil se llevó el 26% seguido por el Pacífico con el 24%; es importante destacar que esto dos bancos mencionados junto con el Banco de Guayaquil son los más recordados por los ecuatorianos.
Con respecto a las tarjetas de crédito «el 34% de los entrevistados…dicen tener por lo menos 1 tarjeta de crédito, el NSE medio-alto 60%, el 42% medio-medio y el 25% medio-bajo». Según la Superintendencia de Bancos, existen dos millones doscientos mil tarjetas; según Mayoral, el estado de nacionales e internacionales hay que considerar, porque un millón cien mil tarjetas tienen característica de uso internacional y un millón son de uso nacional.
Las tarjetas departamentales son también importantes y Mayoral considera que éstas son tarjetas que han generado el incremento de tarjetas en el mercado. El 28% de la población estudiada, aceptaron tener una tarjeta departamental
Con respecto al endeudamiento, Mayoral citó que según datos de la Superintendencia de Compañías Diners Club cuenta con 540 millones, seguido por Visa con 517 millones.
Otro dato importante es que el 26% de la gente estudiada aceptó tener al momento un préstamo. En su mayoría destinado a la remodelación del hogar (24%). «La clase media es la más conservadora para arriesgarse a tener un negocio propio (17%) mientras que el nivel medio bajo alcanza el 32%» según IPSA Group.
Hay que destacar que la estrategia del Banco del Pichincha al ponerle su nombre al estadio de fútbol del Barcelona, se realizó meses después del estudio. Una estrategia agresiva para asociarse con los hinchas, levantar mercado a través de un patrocinio de largo plazo y lograr que la diferencia de dos puntos con el Banco del Pacífico, aumente.