[quads id=1]

Omar Fiallos
Cuándo se acerca la temporada de vacaciones, muchos padres que laboran empiezan a estudiar opciones sobre qué hacer con los niños. Una buena alternativa son los campamentos de verano, pero ¡cuidado! este debe ser muy bien seleccionado.”
Con el término de las clases, comienza la preocupación de los padres que deben trabajar sobre qué hacer con los niños ahora que estarán de vacaciones de verano. Una excelente opción son los campamentos, un lugar especial donde los más pequeños pasaran un período de maravillosa diversión y donde también experimentarán distintos aspectos de la vida.
En los campamentos, los niños pueden aprender sobre ecología, deportes, convivencia, tolerancia; resolver conflictos y temores; ganar orden, respeto por las rutinas; compartir con niños de cualquier edad; estudiar sobre animales, idiomas, y pare usted de contar. Las opciones son tan diversas como campamentos hay.
Los campamentos de fútbol tienen como característica principal el lugar dónde se desarrollan, que suelen ser en predios con mucha extensión de campo, donde los participantes estarán en contacto con la naturaleza durante toda la estadía.
Los programas de campamentos de fútbol duran como mínimo una semana, aunque hay otros que se extienden por dos semanas y hasta un mes y medio. Durante todo el tiempo que dura el campamento, los alumnos están guiados por profesionales, que las 24 horas del día se encuentran disponibles para cualquier eventualidad que pueda surgir.
Los campamentos de fútbol están dirigidos a niños, niñas y jóvenes desde los 6 o 7 años hasta los 17 o 18 de edad. Como la brecha es tan larga, se dividen en pequeños grupos, de no más de treinta integrantes, de acuerdo a la edad y a las habilidades que tengan.
Esto se debe a que los ejercicios y las prácticas son especializados dependiendo del desarrollo de cada uno, y no se puede pretender que un niño de 7 años realice la misma práctica que un joven de 18.
Los entrenamientos se desarrollan mayormente por la mañana para que no sufran el calor de la tarde. En esas horas, se les dictan clases de inglés, de canto, de arte y muchas otras actividades deportivas y de ocio.