[quads id=1]

La decoración de vitrinas en tiendas y locales comerciales es la clave para llamar la atención de los clientes. Se debe saber cómo decorarla y a la vez definir las herramientas necesarias para tener identidad en la marca.

Teresa Asmarats, Gerente de la Escuela de Formación y Asesoría Comercial en España, nos visitó para ampliar un poco más sobre este tema.

El consumidor al pasar frente a una vitrina tarda de 3 a 7 segundos para que algo le atraiga y se detenga, por eso, se deben buscar elementos llamativos y originales, siempre siguiendo el patrón de la colección que se ha escogido.

Teresa Asmarats sostiene que cuando uno tiene un espacio para comunicar un producto, es esencial concentrarse en este, y analizar el momento actual por el que atraviesa la sociedad, y así crear un marco escenográfico que atraiga al cliente.

El marco escenográfico deberá llamar la atención, ser visible y estar en segundo plano pues no es el elemento esencial, mientras que el producto debe ocupar el primer plano y no deberá colocárselo ni en el suelo ni en el techo.

El objetivo es lograr un impacto visual, por eso es necesario conocer las estructuras que se debe utilizar, los más importantes son: maniquíes porque son los más parecidos a una persona, las perchas y nuevos looks que atraigan a la gente. Además es indispensable poner en estado de percepción al público y para eso se debe crear una imagen con fotos, displays publicitarios, etc.

Al momento de decorar un escaparate y no caer en lo ridículo, los dueños del espacio deben informarse sobre las tendencias y realizar constantes investigaciones. Se debe fijar en las grandes marcas y copiar sus productos, pero adaptándolos al negocio de cada uno.

Es importante que el dueño del escaparate se inspire en la marca que tiene, y luego cree identidad buscando la parte corporativa, colores, la manera de empacar, el rótulo de la fachada, etc.

Una herramienta fundamental para atraer a gente, es la luz que se utiliza para iluminar el producto, el escaparate deber ser como un faro que puede verse desde cualquier punto.  Si existe material decorativo fuerte en la vitrina, se debe sacar luz que se dirigirá al producto que se vende.

Para atraer a las personas se debe instalar 2 tipos de luz, pues si existe solo una, se aplana el movimiento y no existe movimiento visual.

  • Se debe tener un foco empotrado en el techo para bañar el espacio, esa es la luz para mirar.
  • Se debe tener una luz dirigible, un foco instalado en un cable de acero que se lo pueda mover de acuerdo a la composición que se haga, esa es la luz de acentuar el producto.

Cuando se habla de marcas importantes, con poco se dice mucho, pues se trabaja en la tendencia más actual, la conceptual, se basa el escaparate en la marca, luego en el producto y finalmente en las estructuras a las que se les da menor importancia.

Las marcas conocidas tienen escaparates tecnológicos, que vienen acompañados de una imagen que llama la atención, a estos se los denomina los escaparates tecnológicos minimalistas que con poco dicen mucho.

Al momento de realizar escaparates, hay una parte artística importante que permite ir a lugares donde hay productos de segunda mano para manipularlos y colocarlos nuevamente en la vitrina.

Asmarats sostiene que se debe utilizar la tendencia de reciclar y que con poco dinero se puede lograr cosas muy interesantes y novedosas.